viernes, 27 de mayo de 2011

Novedades de Bóveda


El brujo templario de Paul Doherty

Año 1152. La historia tiene lugar en Inglaterra y en Jerusalem.

Jerusalen está en manos de los Cruzados, sin embargo la religiosidad y el idealismo que caracterizó a la Orden de los Templarios en sus inicios, y que empujo a sus fundadores Hugo de Payens y Godofredo de St. Omer a abandonar sus hogares y comenzar la Guerra Santa, se ha ido desvaneciendo y ahora todo lo rige la ambición y las ansias de poder. Mientras tanto en Inglaterra se ha desencadenado una sangrienta guerra civil entre el Rey Esteban y Enrique Fitzempress.

El protagonista de la historia es el templario Edmundo de Payens, nieto de Eleanor de Payens también fundadora de la Orden de los Templarios. En una de sus misiones y con la responsabilidad de proteger al conde Raimundo de Trípoli, éste es brutalmente asesinado y la Orden de los Templarios culpa del asesinato a los Assassins o Naziris, una secta secreta de islamistas.

Ante esta situación el Gran Maestre de los templarios, Bertrand de Tremelai, pide a Edmundo de Payens que se encuentre con Nisam, califa de los Assassins, para exigirle una disculpa y una compensación por el brutal asesinato de un hombre protegido por el Temple. Sin embargo, los Assassins no han tenido nada que ver con este asesinato ni otros que se van desencadenando y todo apunta a que el verdadero culpable es un noble inglés de nombre Walkyn, templario renegado y expulsado de la Orden por brujería y herejía.



300 guerreros de Andrea Frediani

La novela narra la preparación, el desarrollo de la batalla en las Termópilas entre los pueblos griegos, con los espartanos a la cabeza y el pueblo Persa. La guerra de las Termópilas que tuvo lugar en el año 400 a.C., fue desencadenada por los espartanos, dirigidos por el rey Leónidas, para defender la libertad helénica contra el emperador persa Jerjes, pasando a la historia como un ejemplo de heroísmo.

Según las crónicas antiguas, sólo un guerrero sobrevivió, Aristodemo, debido a unas heridas en el ojo que le impidieron combatir, si bien esto significó el desprecio más absoluto de los ciudadanos de Esparta.

Aristodemo, enamorado de la reina desprecia a Leónidas y cualquier órden que proviene del rey. Sin embargo cuenta con el aprecio del rey quien le encarga la misión más difícil y arriesgada antes de la batalla final. Entrar en el campamento persa para asesinar al rey Jerjes. Fracasa en su intento o intenta fallarlo, y así evita participar en la guerra. Piensa que muerto el rey Leonidas, entrará en Esparta y encontrárá el amor de la reina.

La Reina, sin embargo lo despreciará así como el resto de los ciudadanos. Aislado y perdido, se da cuenta del error tan grande que cometió y se alista voluntario en la guerra que un año más tarde enfrentará a los pueblos griegos contra el pueblo Persa, que tendrá lugar cerca de la ciudad de Platea. Allí, ante los ojos de todos los guerreros que lo desprecian, defenderá con su propia vida a Esparta, muriendo en la batalla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails