jueves, 16 de octubre de 2014

Mi querido zar de Cristina Brocos


Título: Mi querido zar
Autor: Cristina Brocos
Editorial: Grijalbo
ISBN: 9788425352515
Precio: 16,90€
Sinopsis: Una joven maestra gallega acaba de separarse. Para pasar página, decide pasar unas vacaciones en las Islas Canarias, donde devora Cincuenta sombras de Grey y conoce a un atractivo y rico empresario ruso con el que inicia un apasionante romance, convirtiéndose en la protagonista de su propia fantasía.

Una historia de deseo y pasión dedicada a todas las lectoras que creen que estas cosas solo pasan en las novelas.

Cuando sube al avión rumbo a sus deseadas vacaciones en Canarias, Cristina sólo piensa en olvidar un matrimonio roto. En sus planes está disfrutar del sol, descansar y entretenerse con la lectura de maravillosas novelas románticas, su género favorito. Lo último que Cristina espera de este viaje es exactamente lo que va a sucederle: conocer a Misha, un empresario ruso millonario, atractivo, viril y tremendamente sexy, y que éste se fije en ella, en una maestra gallega treintañera con la autoestima algo baja, un pasado triste a su espalda y una risa muy contagiosa. Junto a él, Cristina siente todo lo que había imaginado cuando leía su novela de cabecera, Cincuenta sombras de Grey: noches de sexo desenfrenado, regalos generosos... Y amor de verdad. Sin embargo, a pesar de estar viviendo ese sueño, ella no termina de creérselo del todo... ¿Puede la vida ser tan fantástica como en las novelas? ¿Existen en el mundo real los finales felices?

Mi querido zar es el homenaje de Cristina Brocos a un género que adora. Pero también es una novela apasionada y entrañable, teñida de humor y de auténtico erotismo.

Opinión de Sara: Se puede describir brevemente Mi querido zar como una novela apasionante, llena de fuerza y vitalidad pero terriblemente empalagosa que deja un poco de empacho. Cristina Brocos narra de forma perfecta el sufrimiento de una mujer maltratada, su miedo, sus terrores nocturnos, la huella que deja el maltratador, alguien en quién confiaba y quería. Y como la justicia puede hacer bien poco.
En ese aspecto, la novela es brillante porque Cristina Brocos nos hace llegar ese sufrimiento, incertidumbre y terror de forma perfecta con su personaje pero cae en picado en la parte romántica cuando Misha entra en escena, pero sólo en las escenas en las cuales están los dos juntos porque se convierte en una novela azucarada y repetitiva.
Siguiendo la estela de 50 sombras, tenemos ahora una novela de superación y aceptación, dejar atrás los miedos y abrir la puerta al futuro. Pero con un toque un tanto desnatado. No consigue el equilibrio perfecto.

Nuestro personaje que vive con miedo es Cristina, una mujer que en el fondo quiere librarse de esas cadenas y ser libre, demostrando lo fuerte que es y tomando las riendas de su vida en parte con la ayuda de Misha. En las islas Canarias, conocerá a un misterioso ruso, Misha, que tras ciertas aventuras y desventuras, acabarán juntos, iniciando una relación.
Pero como no puede ser de otra forma, también tendrán problemas de pareja. Que Cristina Brocos no se haya conformado con el típico final de ya están juntos y problema resuelto sino continuar con lo que sucede luego, es digno de mención porque estamos acostumbrados a esos finales típicos que no nos muestran lo que sucede al día siguiente.
Cristina lo ha hecho bien al mostrarnos las duras pruebas que pasarán Cris y Misha de vuelta a la península, en un piso pequeño y la amenaza del ex de ella, los celos, la inseguridad y el poder del dinero.
Por una parte, Cris nos muestra la independencia y las ganas de quitarse las cadenas pero por otro, Misha la ata, acostumbrado a salirse con la suya, un hombre dominante que toma lo que quiere cuando quiere y el dinero no es un problema que se transforma en un montón de azúcar empalagoso cuando están juntos.
Es algo que no me ha gustado mucho de la novela. Ese cambio tan radical cuando están juntos Cris y Misha, ella cediendo ante todo por unas caricias y Misha siendo terriblemente empalagoso, todas esas escenas eran muy repetitivas y al final el zar de Cris acababa siendo un poco pesado y demasiado exceso. Bien podríamos definir a este personaje como un hombre de dos caras, la fría y dura y la cara de empacho de golosinas.
Aunque es una historia muy bonita entre ellos dos, como superar el pasado y afrontar el presente, ha habido varias partes de la novela que no han sido de mi agrado.


Si obviamos las partes que no me han convencido, realmente tenemos una historia bastante satisfactoria sobre el desarrollo de una relación, sin punto final cuando ya están juntos sino que se va un poco más allá del día de después. En ese sentido, estoy bastante contenta aunque haya habido trozos que no me han gustado.

Puntuación: 5/10


Encontrarás este libro en popularlibros.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails