lunes, 3 de octubre de 2016

La canción de Shannara de Terry Brooks

Título: La canción de Shannara (Las crónicas de Shannara 3)
Autor: Terry Brooks
Editorial: Oz editorial
ISBN: 978-84-16224-32-6
Precio: 23,50€
Sinopsis: Antes de los albores de la humanidad, los demonios crearon un libro de magia negra llamado Ildatch. Lo llenaron con tanta esencia oscura que llegó a convertirse en un ente con vida propia, con conciencia de sí mismo. Durante años manipuló al Señor de los Brujos y a su ejército para intentar hacerse con el poder sobre las Cuatro Tierras, pero cuando Shea Ohmsford y sus amigos lo derrotaron, Ildatch pareció desaparecer.
Pero ahora ha despertado de nuevo y acecha las Cuatro Tierras, pretende dirigir a sus espectros para provocar una guerra y destruir a la humanidad. Esclavizará a los gnomos y los enviarán contra los enanos. Y Allanon, el legendario druida protector de las Razas, tendrá que buscar de nuevo la ayuda en los descendientes de Shannara.
Brin, la hija de Will Ohmsford, posee el poder mágico del Cantar. Ella cree que solo sirve para hacer que las plantas crezcan rápidamente o que las hojas de los árboles cambien de color pero Allanon le hará ver que no es así y que es el único medio que tienen para derrotar a Ildatch. Con ese don, podrán entrar en Maelmord, una jungla viviente en la nadie entra y vuelve para contarlo. Pero es necesario, deben destruir la fuente ancestral de maldad. El precio que tengan que pagar por hacerlo ya no importa.

Opinión de Sara: La canción de Shannara es el final de la trilogía principal de Terry Brooks cuyos protagonistas son la familia Ohmsford. El primer libro, La espada de Shannara, tenía como aspecto negativo la carencia de personajes femeninos que brillaban por su ausencia, algo que se empezó a corregir en el segundo libro, Las piedras élficas de Shannara pero Amberle y Eretria pero ambas no conseguían ser lo suficientemente fuertes y atrayentes para hacer frente a Wil Ohmsford, el protagonista. Porque los Ohmsford son los auténticos protagonistas de cada libro. En este tercer volumen, se corrige bastante ese fallo, con Jair y Brin Ohmsford, los hijos de Wil pero a pesar de todos los esfuerzos con Brin, muchas veces Jair quita protagonismo a su hermana con sus aventuras que transcurren de forma paralela al viaje importante de Brin por destruir el Ildatch, un libro de magia negra. Pero por fin tenemos a un personaje femenino fuerte, que compite su trama principal con la otra trama.
Este libro es un libro de cambios, muriendo la era que hemos empezado con el primer libro para dar paso a una nueva que casualmente recuerda mucho a los libros de Dragonlance.

Allanon ha regresado una vez más en cuanto Wil y Eretria se marchan de viaje, como si estuvieran cronometrados, para raptar, digo pedir ayuda, a la siguiente generación de Ohmsford para una importante tarea que solamente ellos pueden cumplir. Destruir el libro de magia negra, el Ildatch. Nos presenta Terry Brooks por primera vez las consecuencias de las piedras élficas que Wil tuvo que usar para ayudar a Amberle a completar su misión y son curiosas. Sus hijos, Jair y Brin, tienen magia, un don llamado la Canción de los deseos. Mientras que la muchacha, Brin, tiene la capacidad de cambiar la realidad, Jair, el chico, solamente puede crear ilusiones y él es rápidamente marginado por el druida. Pero Jair no se quedará de brazos cruzados y tendremos dos tramas que transcurren de forma paralela con un único destino.
Brin destruir el Ildatch y Jair salvar a su hermana.
Por un lado tenemos el grupo de Allanon, Brin y Rone Leah, que se sumarán otros acompañantes más adelante. Allanon intentará instruir a Brin acerca de su magia y poniéndole sobre aviso sobre el nacimiento de una nueva era, pero manteniendo en secreto lo más importante. En este aspecto, recuerda mucho a Dragonlance porque llegó un punto en la saga principal que se dividía por la era de los dragones, la marcha de los dioses y desaparición de la magia y su retorno. Y en Shannara ocurre lo mismo, es un punto final para la era de los druidas y el nacimiento de una era en la cual tendrán que sobrevivir sin la ayuda de última hora de los druidas. Pero con la semilla de la magia en Brin y Jair.
Por otra parte, tenemos a Jair, cuyo viaje será el más arriesgado, lleno de emoción, persecuciones y sin un solo descanso junto con Garet Jax, Slanter, Helt, Elb Foraker y Edain Elessendil, el hijo de Ander.
Ha habido momentos en que la trama de Jair ha sido muchísimo más interesante que la de Brin que a veces caminaba peligrosamente por el sendero del aburrimiento y algo tediosa, la trama de Jair ha sido mucho más amena, dinámica que la de Brin. La trama de Brin se hacía pesada y algo monótona porque eran todo el rato las mismas preguntas que se hacía Brin, sin apenas avanzar, negando la verdad que le decían los demás.
Por otra parte, ha habido muertes que me han dolido en el alma porque eran personajes que les coges cariño, a Terry Brooks no le tembló la pluma a la hora de relatar sus muertes.
Si comparamos los tres libros, La espada de Shannara ha sido la lectura más sosa hasta el momento y La canción de Shannara la más emocionante ya que Terry Brooks corrigió los errores de los anteriores.

Realmente estos libros se pueden leer de forma independiente, la trama no depende un libro del otro pero es mejor leerlos en orden. La canción de Shannara ha sido el mejor libro de Terry Brooks que he leído hasta el momento, con personajes fuertes pero con sus dudas y errores. Asistimos al nacimiento de una nueva era y Terry Brooks deja con ganas de leer más libros de Shannara para explorar su rico mundo.

Puntuación: 9/10


Encontrarás este libro en popularlibros.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails